Bienes raíces: un mercado en crecimiento

Contrario a lo que pudiéramos llegar a pensar, la recesión post pandemia no ha afectado al negocio de los bienes raíces, lo que demuestra su fortaleza, así que, si deseas invertir en un negocio sumamente fuerte y estable, no te pierdas estos datos:

Ten en cuenta los dos impulsores del sector inmobiliario

Para saber en donde invertir en este mercado en crecimiento en México, es importante que tengas en cuenta dos elementos: el crecimiento de la población y el crecimiento económico. 

En general México tiene una de las poblaciones más jóvenes en el mundo y su cercanía con la frontera crea un panorama económico alentador a largo plazo, por lo que la tendencia en el mercado inmobiliario es sumamente positiva. 

El sector inmobiliario en el país es uno de los renglones económicos más fuertes, además hay una buena cantidad de opciones para invertir, que van desde los lotes, hasta los más grandes edificios, pasando por departamentos de todos los tamaños, casas, casas vacacionales, clínicas, y mucho más, por lo que tienes muchas posibilidades en este negocio. 

Además, puedes elegir la costa o el interior del país, por lo que, realmente tendrás una buena cantidad de opciones para invertir y no necesitas tener todo el dinero que costaría la propiedad, sino, el tener la posibilidad de acceder a un buen financiamiento, para lo que debes tener ingresos adecuados y  por supuesto, una buena historia crediticia. 

 

Realiza un estudio de mercadeo antes de invertir 

Estamos de acuerdo en que no es lo mismo invertir en un local para CRM software, que en un local de persianas en Mazatlán. Si tu deseas comprar un sitio para invertir en el área comercial, será necesario que tengas en cuenta un pequeño estudio de mercadeo. 

¿Qué negocios hay cerca? ¿Cuánta inversión tendrás que hacer si quieres comprar un local comercial en el sector? ¿A tu alrededor acostumbran a arrendar o son propietarios? Esto te dará la posibilidad de que puedas tener a futuro un retorno rápido de tu inversión. 

De la misma forma, debes planear lo que vas a hacer con tu bien inmueble, por ejemplo, si a futuro prefieres modificarlo, construir para oficinas, arrendar para familias, convertir el sitio en una casa vacacional, renovar para vender… realiza un pequeño estudio de mercadeo, inmobiliario alrededor de la propiedad que vas a adquirir, y así evitarás realizar una inversión en un bien inmueble que tal vez no te de la cantidad de ganancias que deseas. 

Para esto realiza un mapeo competitivo, evalúa las zonas de influencia, la oferta y la demanda en el sector y cuál es el tipo de bienes raíces que más se comercializan.  De esta forma, conocerás cuanto valen las propiedades similares a la tuya, y en cuanto dinero puedes venderla o alquilarla. 

Además, así conocerás las características socioeconómicas del área en donde deseas comprar lo que te dará una idea a futuro de cuál será la posibilidad de, que la propiedad que adquieras se arriende o venda rápidamente.